Nuestro Subdirector General, el Ingeniero Arturo Martínez Avalos, impartió la conferencia “El plan de crisis y recuperación efectiva en los negocios” para cerrar magistralmente el Encuentro Nacional contra Secuestro y Extorsión (ENSE) 2019, organizado por MSPV Seguridad Privada.

 

En el marco de la ciudad de Querétaro y ante más de 150 asistentes de alto nivel, MSPV Seguridad Privada organizó el Encuentro Nacional contra Secuestro y Extorsión (ENSE) 2019. El programa de ponencias concluyó el pasado 31 de mayo con la conferencia de Nuestro Subdirector General, el Ingeniero Arturo Martínez Avalos, titulada “El plan de crisis y recuperación efectiva en los negocios”.

 

El Ingeniero Martínez inició su participación con una dinámica entre los asistentes para ilustrar la importancia de reconocer dónde nos encontramos. Enseguida planteó una primera reflexión sobre el concepto de crisis, entendido como “un evento inesperado e/o inevitable de carácter catastrófico que puede afectar a los activos críticos, la estructura financiera, las personas e incluso la reputación, poniendo en peligro la propia supervivencia de la compañía, y que, siendo verdaderas, no siempre suponen la activación de un plan de continuidad de negocio”.

 

A decir de nuestro expositor, cada vez es más complejo enfrentar una crisis porque la misma dinámica de los negocios globalizados nos plantea escenarios difíciles de manejar; por lo tanto, la mejor manera de prever nuestra atención a una crisis es desarrollando un plan de acción.

 

De otra manera, podríamos tener un caos organizacional, contradicciones y desinformación hacia adentro y hacia fuera de la organización. En el plan de crisis debemos considerar qué vamos a decir, cómo, quién lo dirá y a quiénes se lo informaremos.

 

El secuestro de un colaborador, sin duda, es un riesgo que se puede convertir en crisis para cualquier empresa. Imaginemos que la persona secuestrada es la única que tiene información sensible de la compañía, en ese caso, ¡la empresa pone en riesgo su propia existencia!

 

En todo caso, un plan de administración de crisis debe tener cuatro componentes básicos:

  • Mitigación, que se refiere a prevenir la crisis
  • Plan de preparación
  • Ofrecer una respuesta
  • Recuperación, qué vamos a recuperar: continuidad del negocio y de la operación

 

Los objetivos del mencionado plan son minimizar la probabilidad de que ocurra una amenaza, mitigar el impacto —si llegara a ocurrir— y recuperarse lo más rápido posible reanudando operaciones y dándole continuidad al negocio.

 

Por ello resulta vital tener un plan para cada tipo de amenaza o emergencia. Por ejemplo, en el caso del secuestro y extorsión es claro que se trata de amenazas de alto riesgo y habrá que tener previsiones que respondan en la misma dimensión de su gravedad y trascendencia.

 

El plan de crisis funcionará dependiendo de la naturaleza de la organización y tomando en cuenta sus políticas y cultura, además debe involucrar a las áreas vitales de la empresa (dirección general, legal, comunicación, relaciones públicas) para asignar roles específicos y cumplir con todos los componentes del plan.

 

Finalmente, el Ingeniero Martínez cerró con una interesante reflexión sobre el concepto de

“Resiliencia organizacional” como la capacidad de resistir a ser afectada por un evento o regresar a un nivel aceptable después de haber sufrido un evento de crisis.

 

MSPV, Seguridad Privada. Nuestro compromiso con el conocimiento.